jueves, 17 de mayo de 2012

Ryanair y el cuento de los vuelos baratos‏

PARA QUE APRENDAN DONDE LAS DAN LAS TOMAN, MUY BUENO


 El presidente de Ryanair, entra en un pub y pide una Guiness. "Un
 euro", le dice el camarero. "¡Qué barato!", piensa para sus adentros
 mientras deja la moneda encima de la barra. "Perdón, pero si no ha
 traído su propio vaso son dos euros más", le advierte el dependiente.
 O'Leary saca refunfuñando las monedas, coge la jarra y se encamina
 hacia una de las mesas del local cuando la voz le interrumpe de nuevo:
 "Si se va a sentar, tendrá que añadir un extra de tres euros y, como
 no ha reservado asiento, deberá pagar otros dos euros más". El
 ejecutivo irlandés, muy mosqueado, se acerca al dependiente y le
 espeta: "¡Esto es un abuso!, quiero hablar con el responsable del
 pub". El camarero le sonríe: "Solo puede contactar por correo
 electrónico. Por cierto, si no va a lavar el vaso son dos euros más.
 Y, por favor, recójalo todo antes de marcharse".

jueves, 10 de mayo de 2012

Estos chinos son la monda...

Mirad la foto:
 
Todas las lecturas son admitidas. La mía es la adaptación al medio de las especies emergentes. Qué visión de negocio...y sin complejos.... con pancalta, "abielto"....

 
 
 
Los 'chinos' NO  cerraron el día 29, día de la huelga general. Pero ayudaron, vendiendo Banderas Republicanas (Estos si que saben) a 3€ y pancartas a 2€.
 
         
y vosotros ¿ como lo veis?

lunes, 7 de mayo de 2012

La generación que construyó España




Publicado por Fernando Sánchez Salinero.

Recuerdo que hace años, un empresario brillante que viajó a China para hacer negocios, me comentaba: “China va a ser imparable. Cuando llegas allí el ambiente te recuerda la España de los años 70. Todo el mundo quiere trabajar mucho, ahorrar, comprarse su casa, su coche, que sus hijos vayan a la universidad… Cuando una generación está así centrada, no hay quien la pare” Este pensamiento me hizo reflexionar entonces y me ha vuelto a la memoria al contemplar a las tres generaciones que convivimos.

Mis padres tienen en torno a 70 años, y siempre han sido un ejemplo de trabajo, honradez, austeridad, previsión y generosidad. Pertenecen a una generación que, como dice mi padre, les tocó el peor cambio: de jóvenes trabajaron para sus padres y de casados para sus hijos.

Son gente que veían el trabajo como una oportunidad de progresar, como algo que les abría a un futuro mejor, y se entregaron a ello en condiciones muy difíciles. Son una generación que compraba las cosas cuando podía y del nivel que se podía permitir, que no pedía prestado más que por estricta necesidad, que pagaban sus facturas con celo, y ahorraban un poco “por si pasaba algo”, que gastaban en ropa y lujos lo que la prudencia les dictaba y se bañaban en ríos cercanos, disfrutando de tortillas de patata y embutidos, en domingos veraniegos de familia y amigos.

Y tan sensatos, prudentes y trabajadores fueron, que constituyeron casi todas las empresas que hoy conocemos, y que dan trabajo a la mayoría de los españoles. Sabían que el esfuerzo tenía recompensa y la honradez formaba parte del patrimonio de cada familia. Se podía ser pobre, pero nunca dejar de ser honrado.
La democracia significaba libertad y posibilidades y seguir viviendo en armonía y respeto.
Y cometieron los dos peores errores imputables a esa generación:
1) “Que mis hijos no trabajen tanto como trabajé yo”. Nos cargamos la cultura del esfuerzo y del mérito de un plumazo, convirtiendo el trabajo en algo a evitar.

2) “Como tenemos unos ahorrillos, hijo, tu gasta, que para eso están tus padres”. Con lo que mi generación empezó a pensar que el dinero nacía en las cuentas corrientes de sus padres, que daban la impresión de ser inagotables y que los bancos eran unas fuentes inagotables de hipotecas, rehipotecas y contrarehipotecas.

Y entonces, eclosionó nuestra generación (yo soy del 67). La generación de los nuevos ricos, la generación de “los pelotazos”, del gasto continuo, de la especulación, de la ingeniería financiera, de la exhibición del derroche, la de lo quiero todo y lo quiero ya, la de “papá dame”.

Y todos nos volvimos ricos (en apariencia), todos nos convertimos en gastro-horteras. ¿Conocéis a alguien que se atreva a comer un bocata de chorizo? Le corren a gorrazos por paleto. Ahora hay que comer hamburguesas deconstruidas al aroma de los almendros al atardecer. ¿Y qué decir del vino? Pasamos del Don Simón con Casera, al Vega Sicilia sin fase de descompresión. El vino ya no está “bueno”, ahora tiene matices a fruta del bosque, con un retrogusto alcohólico, que adolece de un cierto punto astringente, con demasiada presencia de roble. Esto, por supuesto, a golpe de docenas de euro, que para ser un
“enterao” hay que pasar por taquilla. ¡Y es que pocas cosas cuestan tanto, como ocultar la ignorancia!

Somos la generación de “endeudarse para demostrar que eres rico”. Increíble pero cierto.
- ¿Sólo debes 500.000 €? Es que eres un cutre. Mira, nosotros debemos ya 2.000.000 y nos están estudiando una operación por otros 2 más.
- Vosotros sí que sabéis sacar provecho al sistema… Ojalá yo algún día pueda deber esas cantidades. ¡Cuánto envidio tus préstamos!


En Alemania no daban abasto a fabricar Mercedes, Audis, BMW para los españoles. Irrumpió Europa en nuestras vidas y llegó en forma de mega infraestructuras que producían mega comisiones para todos los involucrados. ¡Viva el cazo! ¡Viva el yerno del Rey! ¡Que se besen los padrinos! Además llovían las subvenciones, nos daban una fortuna por plantar viñas y luego a los dos años otra fortuna por arrancarlas. Que llegaba un momento que no sabías si tenías que plantar o arrancar. A propósito, ¿Qué toca este año?
Si algún “tarao” dice que hay que parar esto, se le lapida y “que no pare la fiesta”. Por supuesto que todos estamos de acuerdo que esto es imposible que se sostenga, pero hay que empezar a recortar por el vecino, que lo mío son todo derechos esculpidos en piedra en la sacrosanta constitución.

De la siguiente generación mejor no hablar (lo dejaré para otro post). Esa es la generación que dice el aforismo que será pobre, por ser nieta de ricos. Si somos incapaces de volver a los valores con los que se construye una sociedad sostenible, nos hundiremos, eso sí, cargados de reivindicaciones.

En mi casa siempre he tenido un ejemplo vivo de cordura, honradez y esfuerzo. Y no han sido menos felices que nosotros. Los psiquiatras, de hecho, dicen que al revés, que han sido bastante más. Debe ser que la sencilla tortilla, el melón fresquito, comprar el sofá cuando se podía, poner las cortinas cosidas por nuestra madre, con ayuda de la abuela, trabajar y echarle huevos para emprender (aunque no lo llamaban así) no debía ser mala receta.

Desde aquí quiero dar las gracias a mis padres y a toda esa generación que nos regalaron un país cojonudo, que nos hemos encargado de arruinar (entre todos, que todos hemos aplaudido la locura), y que sólo con que nos descuidemos un poquito más, le vamos a dejar a nuestros hijos un protectorado chino, donde serán unos esclavos endeudados y tendrán unas historias legendarias sobre la prosperidad que crearon sus abuelos, empeñaron sus padres y son incapaces de imaginar los nietos.

Estamos a tiempo de cambiarlo, pero cada vez tenemos menos. Podemos encontrar maestros en casa.


“¿Quiénes son los pobres? Los nietos de los ricos”. Aforismo castellano

Cuando analizas lo que ocurre en una empresa o una sociedad, debes buscar las causas que provocan su situación, porque sólo trabajando sobre las causas, puedes cambiar los efectos. Y no tengo ninguna duda de que una de las principales causas de la prosperidad que vivimos en los años pasados fue la actitud de la generación de nuestros padres, y una de las principales causas de la crisis, es haber perdido esa actitud.

sábado, 5 de mayo de 2012

Las posturas favoritas.-




Hola chic@s, hace unos días estaba con mis amigas de botellón casero y ya sabéis que en esas conversaciones de chicas acaban saliendo temas sexuales según se van tomando copas y mas copas, menos pudor y menos vergüenza, así el tema desencadeno un debate sobre las posturas preferidas por mis amigas para hacer sexo.

Una de ellas decía en este orden que ella encima cabalgando, los dos recostados boca abajo y él encima y por ultimo de pie y ella inclinada hacia delante; otra nos decía el 69,es una postura en la que ambos podemos hacer la felación y el cunilingus a la vez, es genial, yo de espalda de rodillas o de pie y él detrás mía besándome la espalda y sintiendo, como me penetra, y a cuatro patas ,se siente muchísimo placer. Yo misma dije que en una silla así controlas la penetración, o bien yo acostada y el parado con las piernas en su hombro, y por supuesto él acostado y yo sentada arriba de él. Leti sostenía que ella encima cabalgando (de cara), él encima mío pero yo con mis piernas en sus hombros (aquí coincidíamos) o rodeando su espalda (uuff) y también de lado con la pierna para arriba mientras me toca...la siguiente repitió la silla (siente que tiene el control), en 4 (me excita por ser un poco fuerte, el tiene que ser fuerte, dominante) y el y yo acostados de medio lado, yo de espaldas a el, con las piernas abiertas, una por encima de el.

Degenero en posiciones acrobáticas,  para arriesgados, osados y aventureros. Son las posturas más raras y exóticas que se conocen. Tras estar de acuerdo en que estas posturas salen de la "normalidad", si bien no exigen que seas un artista del trapecio, sí requerirán de ciertas dotes y habilidad especial...¡ y flexibilidad!
Algunas habíamos probado  la carretilla, ¿recuerdas aquellos juegos de la infancia en los que solías hacer exactamente la misma posición? Bueno, se trata de lo mismo, pero en pareja, desnudos y tratando de disfrutar con placer. Él debe sostenerte y tú debes estar bocabajo, apoyada fuertemente con las manos y brazos. Él debe abrir poco a poco las piernas para que no pierdas equilibrio y caigas de morros. El tío deberá estar hincado para alcanzar esta postura, que también requiere de mucho esfuerzo de su parte, así que con un tirillas mejor ni probarlo. 
En el trapecio, ella debe estar encima de él y ser penetrada de esta manera. Luego se va echando poco a poco hacia atrás mientras él la sujeta por las muñecas. Así, comienzan a balancearse juntos. Para que funcione a la perfección es necesario que ella se relaje y comiencen a seguir naturalmente el ritmo del balanceo sin interrumpir a la penetración. Personalmente la he probado y si el tío es fuerte, te la puede “clavar” muy, pero que muy placenteramente, el solo recuerdo me pone totalmente “perra”.
Luego salió la que llamamos aspas de molino: ella está bocarriba mientras él se coloca sobre ella pero en una posición al revés, con la cabeza en los pies de ella. Deben entrelazar las piernas y así buscar la penetración. El clítoris de ella debe rozar las nalgas de él. Ella tendrá total control de los genitales del hombre. Sí, es difícil y tal vez no tan placentera, pero también diferente, yo no la he probado, pero es un poco de peli porno.
Para acrobática y placentera aquella en la que él se recuesta y ella se coloca encima de él pero dándole la espalda y con las rodillas flexionadas. Luego se va inclinando hacia atrás hasta que su espalda quede contra el pecho del varón. Así él podrá tener acceso al pecho y clítoris de ella. La chica solamente debe relajarse para disfrutar.

Tampoco se trata de un manual de diferentes tablas gimnásticas. Algunas hablaron de  amantes con los que disfrutan muchísimo de su sexualidad y apenas cambian de posturas. Está claro que la compenetración sexual no es algo que se alcanza con la adquisición de un abanico importante de posturas sexuales.
Aparte del hombre que elijas ( muy importante) la penetración puede ser más o menos profunda dependiendo de la postura que asuma la pareja. Por otra parte, el ángulo que tome el pené en la penetración ( y aquí el tamaño SI importa), puede dar lugar a distintas sensaciones para ambos. Estuvimos de acuerdo que las posturas que facilitan más la movilidad de la mujer eran las mas satisfactorias, otras, por el contrario, dejan más libertad al hombre en sus movimientos aunque solo llegaban al orgasmo si el tío era realmente un buen amante y de esos hay pocos, lo decidimos por consenso.
Y vosotras...¿ que opináis?
Ksss.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...