miércoles, 5 de febrero de 2014

Barrio de la Vega, historia tras el Tormes


Para los paisanos de Salamanca, La Vega es un barrio diferente a los demás, de los que ya no quedan. Su paisaje, con calles estrechas y casa bajas con grandes patios interiores te retrotraen a épocas pasadas. A tenor de la Ley 19-IV-1939 el gobierno de franco fomenta por primera vez la construcción de viviendas sociales o protegidas, a través del Instituto Nacional de la Vivienda. En mayo de 1947 se desliza la noticia de la probable construcción de un grupo de casas, con capacidad para 650 viviendas, en terrenos la carretera de Béjar. En el mes de agosto se confirmaría tal noticia  De hecho, fue el propio caudillo el que inauguró el barrio en 1954, alojándose incluso durante un par de días en una de sus casas. “Si tiramos todo lo que hizo Franco como dicen, deberíamos tirar este barrio”, explica José Manuel Almeida, propietario de un kiosco en la plaza desde hace 30 años.



 

Es un barrio tranquilo, residencial y humilde, pero con muy buena calidad de vida, mejor que en las urbanizaciones de las afueras, esa calma que habita en sus calles, poder aparcar sin miedo, sin trafico. En las noches de verano , los vecinos sacan sus sillas para sentarse a la puerta de casa y organizan sus pequeños corrillos, de pequeño mis tíos vivían allí y es un recuerdo que tengo aun, una vida vecinal que se está perdiendo con el paso de los años.

 

Lamentablemente con el paso de los años, el número de negocios se ha visto reducido y apenas parece una zona residencial. Nada tiene que ver con las vecinas y mas modernas e impersonales zonas, construidas en plena era de la burbuja inmobiliaria, especialmente “el Zurguén”.

 

 Si damos un paseo por sus tranquilas calles, notamos la decadencia y el abandono en su conservación por parte del Consistorio local. “El Ayuntamiento no hace caso a los barrios de la periferia. La asociación de vecinos es bastante influyente como no puede ser de otra manera en una comunidad tan unida.

 


Es un barrio de gente que pasea, compra el pan y el periódico, chatea sin internet, a la antigua usanza. Es como un pequeño pueblo dentro de Salamanca, noches de verano hablando con los vecinos en corrillos, todos los jardines llenos de rosas, olor a madera quemada en invierno, calles sin apenas tráfico.

Desde 1987 en el café teatro de la Vega se ofrecían talleres de teatro, Maribel y Miguelón, los chicos de Spasmo , incluso el ahora archifamoso Rodrigo Cortes entre otros pasaron por aquí y dieron origen a un movimiento cultural y artístico que aun hoy da sus frutos a todos los habitantes de la ciudad. Aquellas representaciones que se ofrecían los viernes en la parroquia de la plaza del barrio cambiaron en 2009 y según dicen por cosas que molestaban al ayuntamiento de Salamanca por lo han trasladaron al CAEM, para tener controlada cada una de las actuaciones que se llevaran a cabo.  Cambiaron al director, lo oficializaron y terminaron con la iniciativa, otro gran evento que debemos de agradecer a Julian Lanzarote…(como no).

 

Entendido en sentido amplio, el barrio recoge La Vega, San Jose ( posterior) y el denominado barrio del matadero, para los visitantes, aquello que esta a la izquierda del rio Tormes, lo que se ve desde la Catedral. Aquí también reside el decano de los equipos de futbol de la ciudad, el Real Salamanca Monterrey C.F. muy cerca podrás parar a tomar unas cañas en los bares de la plaza, especialmente donde “Toño”, si quieres comer bien y barato no puedes faltar al Guinaldo, en C/ Juan de Austria, come lo que quieras, esta todo buenísimo.
Equipo Alevin A del Real Salamanca Monterrey C.F. ¿adivináis quien es la hija de uno de nuestros bloggers?

 

Evidentemente, me dejo mucho en el tintero, pero es una aproximación y homenaje para que todos conozcáis mejor Salamanca.

5 comentarios:

  1. Me gusta conocer Salamanca así, esos sitios donde puedes sacar la silla en verano son los mejores. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Siento no haber visitado esta zona cuando viajé a Salamanca, prometo volver porque quedé enamorada de su plaza mayor, sus catedrales, sus calles..., me apunto la dirección.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. El Barrio la Vega es enternecedor. Un lugar que, aunque abandonado por el ayuntamiento sigue teniendo ese toque acogedor que no te hace sentir forastero cuando paseas por él.

    ResponderEliminar
  4. Nos encanta esta entrada en el blog. Nos ha traído algunos recuerdos a la memoria, como los paseos en el coche de la autoescuela por todo ese barrio para aprender a conducir en una zona con poco tráfico, o el café teatro que mencionas. Nosotras siempre abogamos por defender esa vida en los barrios de Salamanca, que al final tienen también su encanto. Nuestra ciudad no es solo el maravilloso casco histórico, sino que los barrios son una parte esencial del carácter salmantino. Enhorabuena por vuestra entrada y por recordar esa zona de Salamanca y hacerle un pequeño homenaje desde vuestro blog. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. me gusta leerte y lo que traes de recuerdos al leerte

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...