viernes, 10 de enero de 2014

Belleza perfecta


Era guapa. Muy guapa. Extremadamente bella, si te fijabas aún más en sus rasgos.
 Florence Colgate, británica de 18,elegida como el rostro natural más bello del mundo
Su pelo lacio y dorado caía con peso sobre sus hombros adornando aún más su perfecto rostro. Los ojos color turquesa  dejaban una estela brillante allá por donde se posaban. Sus labios  se destacaban rojizos en una impoluta piel, perfilándose  aún más carnosos, si cabe. El escandaloso cuerpo dejaba en evidencia unas perfectas y respingonas nalgas, dándole un toque de gracia a las interminables piernas que se adivinaban tras sus escuetos vestidos.  El escote retando a la gravedad, se endurecía aún más con los cambios bruscos de temperatura, dejando en evidencia unos pequeños pezones que se erguían descarados llamando la atención a su alrededor.
Era una diosa hecha carne: encantadora en sus dulces modos, tierna en sus ademanes, sin elevar nunca su dulce voz. Las mujeres la miraban depravadamente envidiosas, sin poder disimular su tiña. Algunas, resignadas, le transmitían la suerte que tenía expiando así sus celos. Otras simplemente la escudriñaban de lejos, deseando un cuerpo como el suyo y negando la evidencia, criticando su ropa o haciéndola de menos – pues no es tan guapa – comentaban viperinas. Los hombres eran incapaces de no radiografiarla de arriba abajo por completo, dejando al descubierto al subconsciente y cotejando unos con otros los deseos que en ellos despertaban.
Sin embargo, pese a la supuesta divinidad que destilaba, siempre acaba apurando hasta el último hielo de las copas, inmersa  en una desconsolada tristeza. No entendía todavía por qué ningún hombre pasaba de la primera noche.
A su lado, siendo físicamente corriente, con un cuerpo bastante más vulgar y llena imperfecciones, su amiga era capaz de esbozar una pícara sonrisa y en unas semanas tenía que dejar de atender el teléfono, cansada de dar esquinazo a un buen número de hombres que se morían por volver a sudar entre sus sábanas. Eso o atormentarse por besar sus labios por primera vez.
Era tremendamente injusto. Aquella beldad  estaba sola y su compañera que pasaba sin pena ni gloria, tenía la agenda repleta  –. ¿Por qué? – se preguntaba frustrada. ¿Qué es lo que tenía su amiga que ella no? Había que estar ciego.
Y es que nadie había sido capaz de serle del todo sincero. Los hombres la deseaban, sí. La imaginaban desnuda al salir de la ducha, masturbándose con su imagen…hasta que la tenían frente a frente. No lo entendían, pero había algo que la hacía exageradamente etérea. Toda ella destilaba glamour, perfección, delicadeza, pero al tratarla no daba ni frío ni calor. No transmitía un ápice de sensualidad. Era como tener a una perfecta muñequita inerte, fría, de plástico.
Algunos la habían tenido entre sus brazos y habían salido de su cama como si hubiesen estado en un gimnasio: puro ejercicio, sin más. Sus salvajes apetitos se habían ido apaciguando, asentándose lentamente, transformando aquel momento de sentimiento en conjunto en un placer único y privado. No la escuchaban gemir, no la oían agitarse. Acababan y se marchaban sin volver a marcar su teléfono. Fue al intentar seducir a su amiga cuando comprendieron lo que faltaba: era una ausencia total de morbo, una gran falta de erotismo.
Sin embargo, la imperfecta, despertaba el lado salvaje. Percibían durante un instante cómo perdían la compostura, dando rienda suelta a su lado más primitivo, emanando hormonas y  descubriendo su lado más animal. No era ni mucho menos tan guapa, ni por supuesto tan divina, pero tenía algo, -qué sé yo – decían. Seguramente era aquella mirada juguetona y su descarada forma de ser, las que hacían volverse loco al más casto de todos los célibes.
¡Pobre perfecta diva! Esperemos que encuentre rápido a su gran divo de plástico. Ése que tiene unos bíceps tremendos luciéndolos en un cuerpo divino.
Será el mismo que no jadee al excitarse ni gima al eyacular: un hombre perfecto, incomprendido por infinidad de mujeres que fueron  incapaces de entender por qué no volvieron a llamarle. Quizás por no poder llegar a percibir esas viriles feromonas que vuelvan loca a cualquier hembra.
Enviado por Ana Logias, para SHD.

21 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti por las molestias y sobre todo por seguirnos.

      Eliminar
  2. Me ha encantado Ana, y lo cierto es que suele pasar. Ahora ya voy entendiendo lo que era un relato divino xddd. Eso sí, la primera foto no se ve, pero la he buscado y sí muy guapa. Falta la foto de la amiga xddd. Biquiños y enhorabuena por el premio divino Ana, con esto queda más claro todavía que te lo mereces. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, gracias pero las fotos no las he puesto yo...Pásate por subconsciencias y verás como las fotos son otras y te da a entender perfectamente el concepto de belleza y morbo (error mío por no pasárselas, ojo).

      Un beso!

      Eliminar
    2. De allí vengo y efectivamente las fotos son más concluyentes. Pero aún estás a tiempo de pasárselas y que las cambien. Y conste en acta que en mi entrada la foto de los vampiros tampoco la elegí yo xddd! Biquiños!

      Eliminar
  3. Huy, en la vida real pasa mucho. Conozco un chiste sobre esa rubia divina, creo que tú también Toc.
    Una entrada divinamente divina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he respondido en Subconsciencias, y lo hago por aquí también. Tú si que eres divina!

      Eliminar
  4. Y ahora ¿que hago yo? ¿Copio aquí el comentario que he dejado en tu blog?
    Pues no lo he hecho nunca, pero sin que sirva de precedente, ahí va:

    "Pobre muñeca de plástico. Es cierto, ocurre y nada se puede hacer. Transmitir sensualidad, seducir...algo interviene el físico desde luego, pero la mayor parte tiene que ver con detalles de otro tipo, movimientos, gestos, miradas, y algo que siempre excita, una cabecica bien amueblada. Todo ésto no se aprende, va en el pack, se puede potenciar, pero tiene que venir de serie.
    Besitos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego...mira que copypastear... Jaja (es broma)

      Eliminar
  5. Primer error Ana, no deberíamos de publicar un viernes una entrada, esta demostrado que llegado el finde semana, nadie se preocupa de leer.

    El tema que expones como ya te dije, es divino, asumido desde la divinidad de lo intocable e inalcanzable, mas quizás por los complejos propios de los varones que por una real situación.

    Muy buen tema, buen post y buena redacción.

    Un beso Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso de no leer los findes no sé yo qué decirte. Tengo un montón de blogueros que se dedican más a los blogs durante el sábado y el domingo que durante la semana (curran y eso, jaja).

      Del tema a exponer creo que en parte le estás quitando "mérito" a la imperfecta...pero bueno, te contesto en mi blog que es donde más te has explayado.

      Un beso.

      Eliminar
    2. A ver si cambiamos la cabecera, que ya no es navidad!!! y quita la encuesta, organiza el blog, modera los comentarios, barre, friega, plancha...joder Julianin ¡ que no haces naaaaaá!


      P.D: (eee broooomaaaa)

      Eliminar
  6. Mi querida y estimada dama de tobillo fino, ¡¡ cuanta razón llevan tus palabras en esta historia!!

    Y con dos viejos refranes resumo esta intervención " la suerte de la fea, la guapa la desea" y " la suerte es para los que no saben".

    Obviamente, mas te digo que existen cursos de aprovechamiento de estas circunstancias, al fin y al cabo, las guapas intocables vienen siendo un nicho de mercado a explotar y reconozco que siempre es un trabajo agradable aunque arduo, también es cierto que una dama acostumbrada a conseguirlo todo sin , suele follar mal o mejor dicho ser pasiva, mientras que su amiga la "fea" sin duda habrá desarrollado otras virtudes que hacen que prefiramos volver a su fea y calida alcoba, antes que a la aburrida y perfecta desing loft de la guapa.

    Lo cierto es que con el paso del tiempo, la perfecta acaba siendo un magnifico aunque deteriorado florero y su marido acabara buscando la clandestinidad de la imperfecta.

    Por cierto Ana, me congratula ver como todas las damas se identifican con la imperfecta mucho mas que con la wapa, pero hagamos honor a la verdad, si no existiera la guapa, no existiría la imperfecta cachonda, es una simbiosis de superviviencia, alla donde halla una guapa, lo será por haber una fea que la escolte, pero también es cierto que hay muchas imperfectas en el mundo, pero solo aquellas que van al lado de una perfecta han desarrollado plenamente sus habilidades.

    Pero todo esto solo es la humilde opinión de un Maestro que mira los tobillos antes que el rostro.

    Lleve paz querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, conste que nunca he hablado de "fea", sino de imperfecta, que no es lo mismo. Y sí, creo que todas, sobre todo a ciertas edades, asumimos que nuestras imperfecciones son parte de nosotras mismas y hay que explotar otras partes de nuestra personalidad como para poder atraer al machito de turno. No creo que haya ninguna de mis bloga-ñera que se crea perfecta, por tanto es lógico que se identifiquen con el texto. Además las blogueras somos gente reflexiva y con dos dedos de frente (la mayoría, jaja). Fíjate si será así, que yo me voy a poner una frase en el whatsapp para que se sepa que ante todo soy consciente de mis taras: " No es celulitis. Es la forma que tiene mi cuerpo de decir en braile "estoy buena" (eso sí, de tobillo fino, fino, jajajaja).

      Un beso celulítico.

      Eliminar
    2. Sin dudar ni un momento de la excelsa condición de cualquiera que escriba en un blog, pues es cierto que el hecho mismo de escribir ya supone un mínimo de cultura y sabiduría ( no todo el mundo sabe escribir como ya demostró la logse), doy por hecho que muchas y muchos de los que por aquí andamos incluyendo nuestras taras, pues no hay cabeza buena, pero algunas mas taras que otras tienen, estamos encantados de conocernos, pese a las mismas.

      ¿celulitis? jejejejeje eso significa que aparte de tobillo tienes un trasero de los de apoyar la mano...abierta.

      que la paz del señor sea contigo.

      Eliminar
    3. jajaja...imaginación al poder? Ya te vale, Maestro, te lo dejaré para que divagues entre lo humano (y celulítico) y lo divino (y etéreo).

      pd: y con tu espíritu, era, no?

      Eliminar
  7. Vamos, llegar a la oficina el lunes y ponernos a trabajar es todo uno ¡¡eeeh?? jajajajajaja.

    Muy bueno tu post Ana, sin duda, tratas un tema eterno y bien conocido. Fijate tu que desde mi mas tierna adolescencia siempre fui mas de ir a por la imperfecta, cosa que los demás no entendían y que no pocos problemas me ha dado. Empezando por que la guapa me hablara a mi ( supongo que no me percibia como un peligro... o si)

    Otra cuestión es cuando la imperfecta también te sale tonta y subida de tono como la amiga...aaaha no, por ahí no pasamos !!! jajajajaja, pero en general las comida de cabeza que se pega la "guapa" son de rallada mayor y salir corriendo, esa puede ser una posible explicación.

    Pero es valido y divino querida Ana, lo humano es aquello mundano que todos los días vemos y tocamos. Lo divino sin embargo es aquello que percibimos y nos eleva a tal condición, como por ejemplo el morbo de la "imperfecta".

    En resumen, yo me quedo con la follabilidad de la imperfecta Vs. la belleza de la guapa.

    Bss, y a sus pies, señora.

    ResponderEliminar
  8. Cito textualmente: El cerebro es un órgano maravilloso: comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta llegar a la oficina (hasta que una entra a leer vuestros comentarios que es como un chute de cafeína en los sesos...jejeje).

    Bien, el caso es que al final os tira el morbo a todos, está claro. Que por supuesto la megaultrasúperguapa es la primera opción, ya que llama más la atención y a la segunda hay que descubrirla.

    Yo me he dado cuenta de una cosa. Al principio, conoces a alguien supuestamente perfecto y alucinas de lo estupendo que son sus facciones, su cuerpo, etc, pero pasado un tiempo, y habiendo tratado con el o la susodicha (hablo también en femenino para reconconocer una belleza de mujer), es como que se me va "desmitificando". Aquí en mi curro hay un par de "perfectos" (hombre y mujer) y, al igual que hace un par de años nos parecían alucinantemente guapos, hoy en día me parece que la una bizquea y el otro está algo cartoniano...jajajaja.

    Un abrazo de "señorita".

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la nueva cabecera del blog chicos, creo que refleja perfectamente este blog, sin duda es la que más me ha gustado de todas las que he visto, mucho más que aquella de los besos tan femenina. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  10. A eso vuelvo, como Mandi. A decir que me encanta la nueva cabecera, es chula de por sí, pero además por su simbolismo, ahí, dejando las señas de identidad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...